Jardinería en una Maceta

David Abrego

No todos tenemos un patio grande donde podamos poner en práctica nuestros conocimientos de jardinería. Si el espacio es nuestra limitante, recurrir al jardín en contenedor o maceta es una buena alternativa.

Además de conservar espacio, los jardines en macetas nos ofrecen la movilidad y la oportunidad de interminables creaciones. Si no nos gusta el espacio donde lo colocamos o cambiamos de idea acerca de los colores, podemos hacer los cambios mucho más fácil que en un jardín tradicional, especialmente si nos gusta mantener flores de temporada. Será mucho más sencillo reemplazar aquellas petunias del verano por violas en el invierno.

Antes de seleccionar las plantas que van a formar parte de nuestro jardín familiaricémonos con ellas; sus necesidades de agua, luz y sombra, habito de crecimiento y periodo de florecimiento.

Seleccionemos la maceta o contenedor que más se ajuste a nuestro diseño, de la gran variedad que existe en el mercado, los de barro o arcilla siguen siendo los más populares. Estos tienen ciertos inconvenientes ya que, a veces, pueden ser muy pesados y también absorben la humedad que ha sido destinada a las plantas. Los de plástico son livianos y pueden encontrarse en un sinfín de colores y formas, solo que eventualmente se deterioran con el sol.

Una vez seleccionemos el contenedor o maceta, tengamos cuidado con lo siguiente:

  • Asegurémonos que el contenedor tenga un agujero en el fondo para que el exceso de agua pueda drenar. Para prevenir que este agujero se obstruya, se recomienda poner pedazos de macetas quebradas, rocas etc. Esto también ayudará a retener la tierra dentro del contenedor.
  • Antes de reusar una maceta se recomienda limpiarla y si es posible esterilizarla con algún fungicida.
  • Siempre utilicemos una buena mescla de tierra esterilizada que se vende en cualquier sitio de plantas.
  • Tratemos de colocar las macetas donde les dé el sol de la mañana y evitar hasta donde sea posible el sol de la tarde.

Como sabemos, las plantas están creciendo en un ambiente artificial y las necesidades de agua y nutrientes van a ser muy diferentes a las plantas creciendo en un jardín. Quizás tengamos que regar y fertilizar con más frecuencia.

Start typing and press Enter to search