Un jardín verde

David Abrego

Poner un poco de atención a las plantas que usted elije para su jardín, pagará dividendos a largo plazo – en cuanto a mantenimiento y apariencia.

En lugar de crear un paisaje que este destinado a verse muerto cada verano o cada invierno, y que además use una gran cantidad de agua – ¿por qué mejor no diseñar un jardín que sea fácil de mantener y además que se mantenga verde la mayor parte del año? De esa manera usted podrá pasar más tiempo disfrutándolo y menos tiempo en mantenimiento. Estas son algunas ideas que le ayudarán a lograr este objetivo:

  1. Minimice el área con césped. Cuando decida hasta dónde llegará su maceta de flores, coloque un borde para delimitarlo. Al hacerlo, no olvide llamar al departamento de Conservación de SAWS y preguntar si hay algún cupón disponible.
  2. En lugar de perder tiempo y agua copiando jardines tropicales, elija un diseño que incluya agaves y cactáceas ya que estos van a ser los soldados que le harán frente a nuestros calurosos veranos e inviernos, que aunque a veces son moderados hacen que nuestras plantas pierdan su atractivo.
  3. Utilice tantos árboles de hoja perenne como sea posible. Pero tengamos cuidado, en la primavera, hay en los grandes viveros muchas plantas con colores hermosos, pero al avanzar el verano estas se comienzan a secar, y para cuando llega el invierno han perdido todo su esplendor. Por eso es importante llenar nuestros espacios con plantas perennes tanto como sea posible.
  4. No dependa del riego automático. Utilice su manguera para que sus plantas se establezcan. Si las plantas que escogió no sobrevivieron el verano o el invierno, reemplácelas con algunas que lo puedan hacer.

Experimente con plantas como estas: Sago; Romero; Anacua; Opuntia (nopal); Olivos; o la palma Sabal.

Start typing and press Enter to search